LOADING

Type to search

Share

Cuando la gente piensa en Inglaterra, hay tres cosas que les vienen a la mente: los taxis negros, los autobuses de dos plantas rojos y el Big Ben.

Entendemos perfectamente porque los magníficos parques y los imponentes castillos de Londres son tan populares, pero la verdad es que te estarás perdiendo algunos de los lugares más impresionantes de Gran Bretaña.

Sí, Londres es la capital y es impresionante. Una ciudad vibrante y dinámica con un magnetismo especial en el que todos hemos caído y que, sin duda, vale la pena explorar.

Pero, ¿por qué no salirse un poco del camino durante un fin de semana? Podríais descubrir algunas joyas escondidas en la costa o el campo.

Y aunque pueda dar un poco de pereza alejarse de la gran ciudad para aventurarse más allá, ¡os aseguramos que no quedaréis decepcionados con los lugares que os mostramos a continuación!

Lago Windermere

Lago Windermere

Escondido en el corazón del Distrito de los Lagos (Lake District) se encuentra Windermere. Es el lago más grande del Reino Unido y está rodeado de colinas escarpadas donde se puede pasear, hacer senderismo o realizar un agradable picnic.

Podrás relajarte y sentir el aire fresco en este espectacular emplazamiento. También aconsejamos que te pongas las botas y te prepares para una buena caminata.

Eso sí, el tiempo en el Distrito de los Lagos no acostumbra a invitar a bañarse. Pero como alternativa hay una gran cantidad de ferries para dar un paseo alrededor del lago y así poder comprobar la majestuosidad de Windermere.

Además, una vez has visitado los fantásticos paisajes, siempre te queda descubrir los pintorescos y bonitos pueblos antiguos en Ambleside y la zona que lo rodea.

Cada pueblecito tiene un pub fantástico, por lo que os podéis preparar para probar las mejores cervezas y pasteles.

St. Ives, Cornwall

Pueblo de St. Ives, en Cornwall

Justo en la costa sur, es de los pocos lugares de Inglaterra donde se puede vivir algo parecido a unas vacaciones veraniegas.

Si lo que quieres son unas vacaciones un poco más tranquilas, sin duda debes considerar St. Ives. El clima es cálido (según los estándares británicos, por lo que no os hagáis ilusiones), os podréis bañar en el agua y todos los pueblos de la zona están preparados para recibir los turistas con los brazos abiertos.

La costa aquí es muy bonita, con playas de fina arena y aguas turquesas. Por lo que si encontráis un día soleado os parecerá, salvando la larga distancia, que estáis cerca de casa.

St. Ives es una ciudad muy artística, y por supuesto pesquera. Podéis salir a pescar algunos buenos peces y cangrejos si es lo vuestro. Y como en toda zona costera que se precie, no os podéis ir sin comer en alguno de los excelentes restaurantes de marisco de la zona.

Los Acantilados de Dover

Los blancos Acantilados de Dover

Al ser Gran Bretaña una isla, es poco usual ver más allá de las fronteras británicas. Pero desde lo alto de los Acantilados de Dover tendrás unas vistas fantásticas del continente.

Una opción curiosa es hacer un picnic disfrutando de la vista del Canal de la Mancha y de los vecinos franceses.

Si tu idea es encadenar tu visita al Reino Unido con otra a Francia, entonces tienes la excusa perfecta para visitar Dover. Realmente os lo recomendamos: es una oportunidad magnífica para descubrir la belleza de Dover y sus alrededores.

Mucha gente comete el error de pasar a través del pueblo, viéndolo sólo como un lugar de paso. No lo hagáis, u os perderéis algunas de las mejores vistas del lugar.

Pero los impresionantes acantilados blancos ya valen la visita. Además, ofrecen una ración de historia muy interesante. Como dice Geoff, un ingeniero local “los acantilados deberían ser uno de los paisajes icónicos del Reino Unido”, como lo es la Estatua de la Libertad para los Estados Unidos.

Al fin y al cabo, la comparación no es gratuita: es lo que mucha gente ve por primera vez al llegar al Reino Unido. También eran, durante la guerra, las vistas que daban la bienvenida de nuevo a su hogar a los soldados.

Durdle Door, Dorset

Durdle Door en Dorset

La Costa Jurásica (Jurassic Coast) en Dorset es famosa en todo el mundo. A pesar de su naturaleza antigua y sus increíbles paisajes, todavía está intacta después de tantos siglos y sigue siendo un lugar muy visitado.

La playa en sí misma es maravillosa, con una mezcla de grava y arena que la hacen única.

En los días soleados es un magnífico lugar para irse a bañar, mientras que en los más típicos días de lluvia británicos es ideal para ir a pasear.

La Durdle Door es un arco natural labrado en la roca, creando una ventana al horizonte y un lugar pintoresco donde bañarse, ya que podréis cruzarlo a nado.

Un paraje natural impresionante que puede que no dure para siempre, por lo que os recomendamos que lo visitéis cuanto antes. También es un lugar con mucho romanticismo, muy recomendable para visitar con pareja.

Stonehenge, Wiltshire

Stonehenge

Un lugar místico y espiritual, los visitantes siempre se sorprenden por el misterio que rodea esta zona. De hecho, hay pocos lugares en el mundo donde se pueda pasear libremente por un monumento prehistórico de 5.000 años de antigüedad que sigue en unas condiciones inigualables.

Podrás tocar un trozo de historia mientras caminas entre los bloques perfectamente posicionados. Tanto si crees que se trata de un lugar de enterramiento, de curación o con significado religioso, es una de las paradas obligatorias en tu visita al Reino Unido.

¡Hay gente que incluso piensa que se trata de un canal de comunicación con los aliens!

Ciudad de York

York en Yorkshire

De acuerdo, lo admitimos, hemos dicho que os alejéis de una ciudad para proponeros visitar otra. Pero a veces es inevitable si quieres ver lugares tan fantásticos como York.

Esta ciudad tiene muchísima historia: fue una vez la capital del país, hogar de los vikingos y de muchos de los restos históricos más importantes de Inglaterra, así como hogar de una increíble Catedral Gótica y la curiosa y encantadora calle de Shambles.

Pero no nos olvidemos que York llama la atención por el teatro, sus galerías de arte, una zona comercial importante, sus museos y sus universidades.

La perfecta alternativa a Londres para realizar un descanso y con grandes dosis de cultura e historia.

Royal Pavilion, Brighton

Royal Pavilion en BrightonComo dice Sharon, la propietaria de un pequeño negocio de la ciudad: ‘Brighton es, simplemente, más exótica que el resto del país’.

Siendo sinceros, no es fácil atribuir exotismo a Inglaterra. Por eso llama tanto la atención el Royal Pavilion, porque tiene un diseño mucho más exótico que cualquier otro castillo del Reino Unido.

Brighton tiene un agradable clima costero y soleado, por lo que no es de extrañar que fuera tentador construir algo un poco más aventurado.

El palacio tiene casi 250 años, y contiene cúpulas y minaretes poco habituales en Europa, y únicos en el Reino Unido.

Esta construcción parece sacado de un cuento de las mil y una noches, y el interior está ricamente decorado con colores vibrantes y ricos diseños.

Y cuando os canséis de explorar este lugar tan diferente, siempre podéis ir a comer un típico fish and chips en primera línea de costa. ¡El plan perfecto!

Cambridge

Cambridge

Más conocida por su antigua y mundialmente famosa universidad, esta ciudad tiene mucho que ofrecer a parte de una de las mejores y más antiguas facultades del planeta.

La arquitectura de las antiguas facultades convierte las empedradas calles en lugares únicos, donde tras cada esquina te espera una perfecta foto de postal.

Hogar de algunas mentes brillantes como Stephen Hawkings, puede compartir un té con genios y premios Nobel para después dar un idílico paseo en bicicleta por sus hermosas calles.

Una de las actividades obligatorias al visitar Cambridge es un recorrido por el río en una de las embarcaciones de palas de estilo clásico.

Y aunque pueda parecer romántico, también es más duro de lo que parece, por lo que puede garantizar algunas risas con amigos.

Esta lista no quiere ser exhaustiva, y hay muchos otros lugares en el Reino Unido que vale la pena visitar, pero si estáis buscando lugares bonitos estos sin duda son un buen lugar por el que empezar.

Embarcaos en una gran aventura fuera de la capital para descubrir la auténtica Inglaterra, con sus pueblecitos, sus zonas rurales, los increíbles paisajes y todo su encanto. ¡Una experiencia única y diferente en el Reino Unido!

Tags: